viernes, 18 de julio de 2014

Rush "Rush" (1974)

El disco debut de Rush no ha pasado a la historia como uno de aquellos inicios rompedores y sorprendentes pero, 40 años después de su edición, ha resultado ser un álbum con algunos buenos momentos y muy disfrutable.

Geddy Lee a las voces y bajo, Alex Lifeson a las guitarras y John Rutsey a la batería formaron Rush en su adolescencia y se especializaron en ofrecer conciertos por institutos y por pubs locales, versionando extraordinariamente temas de Jimi Hendrix, Cream o Iron Butterfly. El promotor local Ray Danniels les ofreció la gran oportunidad de telonear nada más y nada menos que a los New York Dolls en Toronto y, tras el éxito de la actuación, invirtió en la producción de su disco de debut. A pesar de los buenos temas incluidos, ninguna discográfica quiso publicarles el disco así que fueron los propios Rush quienes publicaron el disco con su sello discográfico Moon Records. Gracias a sus continuos conciertos recuperaron rápidamente la inversión, pero la tirada fue muy pequeña y a nivel local.

El destino quiso que Donna Halper, el responsable musical de una gran emisora de radio de Cleveland que había obtenido una de las pocas copias del disco, eligiese Working Man como uno de los temas de cabecera de su programa. Cada vez que sonaba el tema recibía un montón de llamadas de oyentes preguntando por el grupo. No dudó pues en recomendarlos a los directivos de Mercury y así fue como Rush consiguieron su primer contrato con una discográfica potente y la reedición de su disco de debut. En la edición de Mercury incluyen a Donna Helper en los agradecimientos.

Rush, el disco, es una muestra del hard-rock con grandes influencias blues, tan típico de los 70s. En conjunto es un disco sólido, puro rock directo muy alejado de sus siguientes discos con grandes desarrollos instrumentales. La influencia de Led Zeppelin es innegable y fácilmente reconocible en muchos temas. De hecho, en su momento, muchos críticos no supieron ver el potencial del grupo y los tacharon de burdos imitadores de Led Zeppelin. Sin duda alguna críticos muy cortos de miras que no supieron apreciar el potencial del trio canadiense.


Working Man es, sin duda, el tema estrella del disco con unos solo brillantes de Alex Lifeson, que incluye un largo desarrollo central con ramalazos progresivos donde todos los instrumentos estan brillantes. El tema dista mucho de sus grandes himnos progresivo-conceptuales, pero ya deja entrever por donde podían ir los tiros.

Otros muy buenos temas son Finding My Way, What You’re Doing o In The Mood (que siempre me ha recordado,salvando las distancias, a los primeros y más rockeros Kiss).

Este es el único disco de la formación original, ya que a partir de su siguiente disco (Fly By Night), Neil Peart subsituyó al malogrado John Rutsey a la batería. Sin desmerecer el gran trabajo de John Rutsey, es cierto que, con la entrada de Neil Peart, la química empezó a funcionar de verdad en el seno de Rush. Neil Peart le dio un sonido personal al grupo con su excelente manera de tocar la batería y, sobretodo, se ha hecho cargo hasta el día de hoy de las magníficas letras del grupo.

Un disco olvidado, sepultado bajo una larga y sólida discografía, pero si quieres disfrutar de una buena sesión de hard-rock setentero sin grandes complicaciones y con una calidad fuera de toda duda, este disco es una buena opción.
El principio de una larga historia...

PD.: Adjunto un link con impagables fotos de la gira de presentación de este disco.

http://www.cygnus-x1.net/links/rush/concert-columbus-oh-09.25.1974.php





2 comentarios :

  1. Hola. Soy un gran entusiasta y fan de Rush, EL primer álbum es una pieza única por características que ya haz señalado, como la formación, el sonido y el que representa los inicios de una de las grandes bandas de rock de todos los tiempos. Yo no llamaría "malogrado" a John Rutsey, aunque supongo que no usaste la palabra de modo peyorativo, ya que él también era un muy buen baterista, por supuesto muy distinto a lo que después se vería con Neil Peart. Hay que recordar que la salida de Rutsey se debió a sus condiciones de salud, las cuáles le impedirían salir de gira. Pero es muy cierto que la entrada de Neil Peart fue un cambio totalmente positivo para la banda, ya que él se encargaría de las letras las cuales tomaron esa influencia de diversa literatura; además de que la forma de tocar de Peart (una mezcla de salvajismo de Keith Moon y la potencia de "Bonzo" Bonham) los llevaría al camino del rock progresivo... en fin... la historia que todo entusiasta de Rush y del rock puede ya conocer :D

    Muy buena entrada, me ha gustado mucho recordar el primer disco del power trio canadiense.

    Saludos, que tengas excelente día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio!! Gracias por molestarte en leer el post y, sobretodo, por comentarlo!!.Mil gracias!!
      Como tu, soy un gran fan de Rush...una vez entras en su mundo es imposible dejar de escucharlos!!
      Respecto a lo de "malogrado" para John Rutsey me queria referir a la mala suerte que tuvo al tener que abandonar a Rush muy tempranamente debido a sus problemas de salud (diabetes). Igual no lo he utilizado correctamente, pero en ningún caso me referia a su cualidades como músico (sobradamente probadas en este primer álbum de Rush). Tampoco he querido compararlo con el maesto Neil Peart...no seria justo, más que nada porque creo que John nunca pudo desarrollar todo su potencial junto al grupo. Quien sabe que hubiesen hecho Rush si nunca hubiese entrado Neil...
      Keep on rocking!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...